La ubicación del acné es importante. En adolescentes las zonas frecuentes son: frente, nariz y mentón, debido a que ahí están las glándulas sebáceas.

El acné hormonal: La mujer joven tiene distribución por la zona mandibular. En estos casos es importante ir al ginecólogo para descartar el síndrome de ovario poli quístico. Esta es una condición médica que necesita un diagnóstico a través de exámenes de sangre y ser tratado por el especialista.

Acné o rosácea: cuando los granos son principalmente en la mejillas, nariz y mentón, es muy probable que sea rosácea y no acné. Tampoco verás exactamente espinillas. Es importante que el dermatólogo realice un diagnóstico porque los tratamientos son totalmente distintos.

¿Qué puedes hacer?

Ir a un dermatólogo. El tratamiento debe ser individual, según el tipo de acné que tengas y el tipo de piel. Se debe seguir las indicaciones al pie de la letra para poder ver los resultados. Debe haber compromiso y tolerancia, el promedio de espera es de 4 a 6 semanas que es el ciclo de regeneración de tu piel.