Este tipo de piel se caracteriza por tener los poros más dilatados y una propensión a la secreción sebácea, lo que puede provocar en un aspecto untuoso con brillos y una tendencia a producirse puntos negros y espinillas.

  • Limpiar

Debemos usar un gel con textura jabonosa para emulsionar con agua por la mañana y por la noche. De esta forma limpiamos los poros evitando que se formen espinillas y puntos negros

  • Tratar

Todos los días a la noche es conveniente usar un sérum libre de aceite para limpiar la piel.

  • Hidratar

Para este tipo de pieles hay que usar cremas que contengan concentraciones bajas de alfa hidroxiácidos, como el ácido glicólico. Es recomendable la vitamina C y E, aporta luminosidad y son antioxidante, y el ácido hialurónico.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

dos × 1 =